Alumnos ya fueron seleccionados para "10 años - 10 lecciones"



El plazo de postulación finalizó este jueves 2 de abril y las clases a distancia comenzarán en los próximos días.

Bajo el proyecto remoto “Tacet OCV: música para tu pausa”, la Orquesta de Cámara de Valdivia (OCV) ha querido acompañar a su público durante esta cuarentena, a través de diversos hitos en forma digital y gratuita. La primera actividad virtual que se ha venido compartiendo y que culmina esta jornada, se denomina “Mi instrumento favorito”, centrada en dar a conocer el instrumento preferido de cada uno de los músicos del elenco a la comunidad infantil y a los amantes de la música. El segundo hito presentado, se llama “10 años - 10 lecciones” y consiste en que músicos de la OCV se conviertan en maestros para ofrecer 10 clases a través de plataformas digitales a un número seleccionado de alumnos, llevando música a tu hogar durante este periodo en que se mantienen suspendidas las actividades presenciales del elenco.

“Pensamos que en nuestro Aniversario de 10 años de la Orquesta, sería muy interesante estudiar la posibilidad de apadrinamiento, donde los músicos de la OCV y su Director musical, pudiéramos seleccionar y aceptar a un alumno para acompañarlo durante 10 semanas, a través de 10 clases, ya que -por ejemplo- hay muchos alumnos de escuelas musicales que no tienen la posibilidad de seguir de forma online. Es una iniciativa interesante, didáctica y también muy humana”, comenta  sobre este último hito el Director musical de la OCV, Emmanuele Baldini.

Luego de haber recibido todas las postulaciones, una comisión especial de músicos de la Orquesta seleccionó a seis personas que podrán disfrutar de estas lecciones a distancia. Quienes finalizaron exitosamente este proceso de evaluación son: Sebastián Ramírez, Yonatan Vergara y Rubén Villablanca en violín, Dante Pinto y Stefano Carter en viola y Griblas Lizama en violonchelo. La OCV agradece la participación de la comunidad y mantendrá a todos al tanto del avance de esta y otras instancias de contacto, aprendizaje y música compartida, al menos hasta que sus integrantes puedan reencontrarse con el público en conciertos y en actividades presenciales.